martes, 17 de octubre de 2017

La seguridad del hogar cuando comienza a caminar

Nuestra pequeña comenzó a gatear a los 7 meses, pero ahora que va a cumplir 10 ya se pone de pie y camina agarrada a los muebles, a la pared e incluso empujando una silla. Vemos que tiene ya mucha libertad de movimiento y que quiere investigarlo todo, y en nuestra mano está el que lo haga con seguridad.

Enchufes: Ya cuando gateaba nos vimos obligados a poner los protectores correspondientes en todos los enchufes de la casa, pues están muy cerca del suelo y ella intenta ir a tocarlos con sus deditos.

Quiero destacar que dentro de la protección en casa posiblemente esta sea la más importante de ellas, porque el riesgo no es de un golpe, un corte, una caída... sino de electrocutarse, y es que si el cuerpo tan pequeño de un bebé se pone en contacto con la corriente no decimos que "es peligroso" sino directamente que "puede morir en el acto" debido a lo rápido que pasa por su cuerpo la descarga eléctrica.

Esquineras: También las pusimos cuando gateaba y comenzaba a ponerse de rodillas y de pie, ya que no mantenía bien el equilibrio y se quedaba colgando de una mano. Se ha llevado varios coscorrones de esa forma, pero gracias a las esquineras (y que hemos retirado algunos tiradores metálicos de los cajones) hemos podido evitar que se rasgara en los ojos o se hiciera más daño en la cara.

Supongo que más adelante, cuando sepa caminar sola serán más útiles aún, evitando que se los "coma" cuando tropiece al ir corriendo, porque los niños pequeños parece que siempre van corriendo a todas partes, ¿no?

Calcetines antideslizantes: Como veíamos que estaba todo el rato intentando ponerse de pie, pero aún era pronto para ponerle calzado de caminar, le compramos unos calcetines de esos que tienen puntitos en la parte de abajo para que no patinara, ya que otro tipo de calcetines hace que patine y por consiguiente se golpee.

Se los recomiendo a todo el mundo para esta época en la que el bebé está gateando por casa, sobre todo si ya no es verano y el suelo comienza a estar frío. Y no, no hay que tener al bebé atado en su trona o en la cuna todo el día para aislarlo del suelo, es más importante que explore el mundo, que por andar en calcetines un rato por casa no se va a resfriar. Teniendo en cuenta que son bebés que aún no caminan solos, y por lo tanto están más tiempo de rodillas y sentados que de pie.

Puertas de armarios: La pequeña cada vez es más ágil y ha llegado ya al punto de poder mantenerse de pie sola o avanzar agarrándose con una sola mano, así que con la otra siempre intenta "liarla", por ello ya hemos decidido cerrar los armarios que contienen productos de limpieza y herramientas. Hemos escogido el armario de debajo del fregadero para los productos de limpieza y uno de los armarios empotrados para meter todas las cajas de herramientas y resto de cosas potencialmente peligrosas que encontramos en los cajones de la casa o en otros armarios.

Arnés de la silla de paseo: Ahora más que nunca es cuando hay que llevarla atada por la calle, pues se gira en la silla y se pone boca abajo, o incluso se nos ha llegado a poner de pie en ella. Así que no se la puede dejar sin vigilar y por lo tanto lo más seguro es atarla con el arnés de cinco puntos. Lo mismo para cuando está en la trona, ya que se mueve mucho y se puede agarrar a algo que tenga cerca y hacerla volcar.

Recordemos que las sillas de paseo son estables, pero hasta cierto punto, es decir, que el peso ha de estar repartido como dice el fabricante entre la bandeja inferior y el manillar y el bebé siempre sentado correctamente en la silla. Con un bebé que se mueve tanto hay que tener mucho cuidado y no descuidarnos un segundo, así que lo mejor es atarle cuando esté sentado en ella, y si no, pues sacarle y tenerle en brazos, pero nunca dejarle suelto en la silla, porque si el bebé se pone de pie y la silla vuelca, no hay tiempo de reacción, y no es que el niño se caiga sin más, sino que al estar de pie, lo más probable es que lo haga de cabeza al suelo.

Topes para las puertas: Hemos probado diferentes sistemas para mantener abiertas las puertas de los dormitorios y así evitar que la pequeña se pille los dedos con ellas, pero al final no nos han parecido útiles y los hemos quitado. Los que se ponen por debajo de la puerta no sirven si debajo de esta no hay una altura considerable, y las de espuma o silicona que se ponen cerca de las bisagras son muy difíciles de colocar y por ende también de quitar para cerrar la puerta, con lo cual, si por alguna razón quieres poder abrir y cerrar la habitación de vez en cuando, es muy engorroso. Lo que nosotros hacemos es mantener las puertas abiertas de par en par si es que son habitaciones a las que la pequeña puede entrar sin peligro, y siembre bajo nuestra supervsión. O mantener la puerta cerrada si no queremos que se nos cuele de ninguna manera, como por ejemplo en los baños o la cocina, siempre que nosotros no estemos dentro de ella.

Antimosquitos: Al ser tan pequeña no los utilizamos. La piel del bebé es muy sensible y es mejor que le pique un mosquito a tener que rociarle con un producto químico tóxico. Recordemos que los mosquitos, a no ser que se tenga alergia a sus picaduras, lo que producen es una pequeña rojez en la piel que solo se irrita si se rasca, y nosotros ya hemos comprobado que la pequeña no se rasca nada, así que al día siguiente siempre le ha desaparecido la picadura. Eso sí, en zonas en las que hay muchos mosquitos, próximas a aguas estancadas, a los ríos cuando cae la noche y similares, lo que hacemos es ponerle una mosquitera al carrito de paseo y una pulsera antimosquitos en el chasis de la silla, donde ella no pueda acceder ni tocar.

Cajones: Hemos intentado ser prácticos para no tener que llenar con más "chismes" de protección los cajones de los armarios donde pueda acceder la pequeña y lo que hemos hecho ha sido revisar el contenido de los mismos y dejar solo las cosas que son seguras y de las cuales no tendríamos que preocuparnos si el bebé las coge. Las cosas que son de pequeño tamaño o que pueden ser peligrosas las hemos llevado a los armarios en los que sí tenemos puesta una protección de apertura. Aún así en la cocina hay cajones con cuchillos y no se nos ocurre otro sítio donde meterlos, así que debemos pensar qué hacer. De momento ella no entra en la cocina si no estamos nosotros, es uno de los lugares que mantenemos cerrado.


También te puede interesar:

lunes, 16 de octubre de 2017

Mes 6. Revisión de la vista. Colocación del feto

Me pregunto si la miopía que tengo puede influir en que me recomienden la epidural o no para el parto. Y es que cuando tienes más de 6 dioptrías la retina podría estar algo más delicada y con un esfuerzo grande se corre el riesgo de tener un desprendimiento de la misma.

Semana 25

Revisión de la vista: Pues lo dicho, he ido a hacerme una revisión oftalmológica completa. Uno de los hallazgos ha sido que la miopía me ha aumentado. Esto parece ser normal durante el embarazo por lo que me han dicho los que me han mirado, y por lo tanto no requiero cambiar de gafas y/o lentillas, ya que lo normal sería recuperar esa visión "perdida" un tiempo después de dar a luz. Este aumento de dioptrías está relacionado con la retención de líquidos (al menos eso me dijeron) y eso que a mi no es que se me noten las piernas hinchadas ni nada de eso...

Por otra parte lo que me han hecho también es mirarme el fondo de ojo para saber si al tener cerca de 6 dioptrías (que no son pocas) tengo o no riesgo de desprendimiento de retina, lo cual me interesa saber para ver si el día del parto sería recomendable usar anestesia epidural y así no poner en riesgo la retina con el esfuerzo al dar a luz. Para hacer esta prueba he necesitado tener un par de horas libres porque me han tenido que echar un líquido en los ojos que es para abrir del todo la pupila, y claro, la visión pasa a ser borrosa y por lo tanto no puedes realizar ninguna tarea que sea peligrosa, bueno, es que casi puedo decir que a penas podía caminar de lo mal que veía, pues a mi miopía le sumas visión borrosa por el líquido y ya no "juno", jajaja, y me sentía como que perdiera el equilibrio y todo de lo mal que veía. Pero tranquilidad ante todo, porque me han confirmado que lo que me han echado no interacciona con el feto ni tiene riesgo en el embarazo, sobre todo porque estoy teniendo un embarazo ejemplar y no es de riesgo.
Me han dicho que todo está bien, y que el fondo del ojo se me ve muy bien y sano por lo que no he de temer por los esfuerzos ni porque un día tenga un desprendimiento de retina porque sería muy poco probable.

Colocación del feto: Una de estas noches el feto ha hecho unos movimientos bastante raros. Lo noto mucho por el costado derecho y a veces cerca de las costillas, como si subiera los pies hacia arriba. Eso sería una buena noticia porque significaría que para cuando cumpla 6 meses de embarazo, ya podría estar colocado con la cabeza hacia abajo, es decir en cefálica. Hasta ahora ha estado siempre atravesado con la cabeza en el lado izquierdo cerca de la ingle, y el culete en el lado derecho cerca del ombligo.
Normalmente si estoy dormida no lo siento, pero una vez me ha despertado porque he sentido un movimineto que me recorría la barriga de lado a lado. Sé que debería caminar más para ayudar a que se fuera colocando ya, pero es que no veo el momento de salir sola a caminar... Realmente no me apetece.

Síntomas: Me vuelven a sangrar las encías.


También te puede interesar:

viernes, 13 de octubre de 2017

Mes 6. Contracciones de Braxton Hicks. Movimientos fetales. Aumento de peso

Ya estoy de 5 meses y mi barriga está más abultadita pero lo que sobre todo me han crecido son las caderas, pero me encuentro bien. Solo de vez en cuando tengo molestias como de regla o el feto me hace daño al moverse. Comienzo a engordar en serio.




Semanas 23 y 24


Contracciones de Braxton Hicks:  He tenido mi primera contracción de este tipo. Ya había leído que se podían sentir bastante pronto y que duran el resto de embarazo pero que no son señal de parto. Además no duelen. Lo que yo sentí es que se me puso muy rígida toda la barriga y tenía una molestia concretamente entre el pubis y el ombligo. Me tumbé e intenté relajarme y en un par de minutos se me pasó. No todas las embarazadas sienten este tipo de contracciones en el embarazo. De hecho creo que hay bastante desconocimiento aún sobre el tema. 

A partir de esta vez he vuelto a sentirlas de nuevo en algún momento aislado, y la verdad es que me estoy acostumbrando a ellas y ya no necesito ni tumbarme. Simplemente espero a que se me pase y ya está. Eso sí, si me pilla caminando por la calle puede ser algo incómodo y me incita a pararme un momento, pero nada más. Es extraño, no lo niego. Recuerda un poco a cuando tienes un retortijón, que notas las tripas y eso te incomoda y has de esperar a que pase, pero no duele, y además sabes que no es importante. Pues igual, pero solo lo sientes sobre la superficie de la barriga, porque se tensa entera, como si te pusieras una faja muy apretadita que te recojiera toda la barriga pero que al rato se afloja y dejas de sentir. Sé que no hay que asustarse y que es normal, y que sucede porque la musculatura comienza a "entrenarse" para irse estirando para lo que queda de embarazo y para el parto.

Movimientos fetales: El feto no se mueve tan a menudo como antes pero de noche no para quieto y no me deja quedarme dormida. Una vez que lo consigo ya no me entero de si se mueve o no. Noto cómo se mueve entero, desde su cabecita hasta los pies. Estoy segura de que me golpea con todos sus miembros (cabeza, rodillas, hombros, culete...) porque noto los golpes por todas partes de mi barriga. A veces incluso creo que se estira, pues siento una presión a un lado de la barriga y al mismo tiempo justo en el lado contrario. Pero me encanta notarlo, cada día, siempre puntual como un reloj cuando me voy a la cama. Es una sensación de "fastidio agradable", jeje, porque aunque me cuesta conciliar el sueño con sus movimientos, sé que está ahí, y que parece estar bien.

Aumento de peso: La báscula me ha anunciado que llevo 5.5kg ganados en estps 5 meses de embarazo. La ropa me dice que la mayoría de esos kilogramos los llevo en mis caderas. La barriga crece poco a poco y está muy redondita y no noto que los pechos me hayan seguido creciendo mucho más. Yo me voy pesando cada mañana nada más levantarme, después de hacer el primer pis del día. Después de un fin de semana de comidas copiosas igual veo que el lunes he cogido 1kg o 1.5kg de peso, pero en los siguientes 15 días me mantengo en el peso sin variación. Vamos, que voy ganando el peso a trompicones.



Síntomas
Tengo de vez en cunado como dolor de regla, pero no me dura más de 20 minutos. Solo me da una vez al día, pero en ese momento no me apetece estar de pie y he de tumbarme o sentarme.
Me crece menos el pelo, pues cunado me depilo me dura una o dos semanas más que antes.
Me noto algo nerviosa, supongo que porque solo quedan 3 meses para dar a luz y ya tenemos que pensar en comprar el dormitorio del bebé y el carrito o cosas banales de estas, jaja, pero que para una embarazada, sobre todo si es primeriza, pueden ser indispensables (qué ridículas somos a veces... jajaja).

También te puede interesar:

miércoles, 11 de octubre de 2017

Primer diente, indicios y los que no lo son

Le quedan 10 días para cumplir 10 meses y parecía que este día nunca iba a llegar, pero está aquí. Al fin le ha asomado el primer diente, y mi chico "adivinó" que pasaría esta semana. La verdad es que ha ido muy deprisa desde que se le ha puesto roja la encía hasta que ha salido el piquito blanco.

SÍNTOMAS QUE NO FUERON POR LOS DIENTES
en el caso de nuestro bebé

Salivación excesiva
Entre los 3 y 4 meses la pequeña comenzó a salivar y a babear muchísimo. Todos nos decían que era porque le iban a salir los dientes, pero con el tiempo y documentándonos descubrimos que no era así. Lo que sucedía es que a esta edad comienzan a funcionar unas de las glándulas salivales (las parotídeas, que son las de mayor tamaño) que hasta el momento no suelen madurar.

Mordisquear las cosas
Desde aproximadamente el mismo momento en el que apareció la salivación excesiva en nuestro bebé, también este comenzó a mordisquear y chupar todo lo que tenía a mano. Le compramos mordedores y distintos tipos de juguetes para que se desahogara, pero como ya expliqué en el punto anterior, no fue un indicio temprano de que le fueran a salir los dientes.

Dientes que se transparentan en las encías
Desde que cumplió los 5 meses aproximadamente hemos podido verle los incisivos inferiores a través de la encía. Se le marcaban mucho y se veían como dos cuadraditos más rositas claros, como transparentando un poco los dientes, así que pensábamos que la salida de los mismos era inminente. Pero no fué así.

encía inferior a los 6 meses (se aprecian los dientes dentro de la encía)

Al cumplir los 9 meses vimos en su encía superior cómo comenzaban a formarse 4 protuberancias, correspondientes claramente a los 4 incisivos. De hecho las paletas o paletos, como se les llama a los dos dientes centrales de arriba, se notaban exageradamente, tal vez porque su tamaño es casi el doble que el resto de incisivos. Tal era el abultaminento que tenía en la encía que hace unos días comenzamos a pensar que le saldrían antes los dientes de arriba que los de abajo.

encía superior a los 6 meses

encía superior a los 9 meses (se aprecian las protuberancias correspondientes a los dientes que van a salir)

INDICIOS DE LA SALIDA DEL PRIMER DIENTE
en nuestro bebé

Irritación en la zona del pañal.
Desde hace una semana se le viene irritando la vulva más de lo normal aunque solo haya hecho un poquitín de caca. En ella esto no es normal, pues casi nunca hemos tenido que usar pomada para el culito. Mi chico al parecer había leído que esto solía pasar cuando les iba a salir los dientes, tal vez debido a que salivan más y eso se nota en el pis y las cacas, que cambian de pH y les irrita en la zona del pañal. Pero tampoco le dimos demasiada importancia, pues llevamos pensando que le van a salir los dientes desde hace casi 5 meses...

Pérdida de apetito
Por otra parte, la peque lleva tres días que no quiere comer nada sólido. Habíamos conseguido que comiera algo a mediodía y también por las noches, pero ahora teníamos la sensación de ir para atrás.
Aquí también mi chico pensó que podía ser por los dientes, porque al parecer a muchos les quita el apetito. Pero ella ha seguido mamando de forma normal, e incluso más por las noches.

Inflamación de la encía
Pues bien, ayer por la mañana le vi como un grano en la encía de abajo, y se lo estuve vigilando, no fuera una herida por andar mordisqueando todo aquello que pilla. Pero al cabo tan solo de 2 horas ya se le veía un pico blanco que sobresalía en esa zona colorada. Ya tenía ahí su primer diente.

encía inferior a los 9 meses (se aprecia la aparición del primer diente)
Comportamiento del bebé
No ha llorado, no se ha quejado, no ha babeado más de la cuenta. Lo único que le hemos visto hacer continuamente es tocarse ahí con la lengua. La saca y la mete como diciendo "qué tengo ahí?". No parece haberle dado nada de fiebre, está ctiva y risueña. Lo único que sí he notado es que está muy demandante de pecho, tanto que ha estado toda la noche conmigo en la cama mamando casi cada media hora. Y el día lo ha pasado mamando a cada rato y quedádose dormidita en mis brazos.

Medicamentos
Muchas veces, durante estos últimos 5 meses nos preguntábamos qué le podía estar pasando cuando intentábamos ir a la cama y ella se ponía rabiosa a llorar, aparentemente sin razón alguna. Mi chico muchas veces, decía que eso debía de ser por los dientes y que podíamos darle el analgésico para bebés (epiretal que es paracetamol, o dalsy que es ibuprofeno) para calmarla, como habíamos hecho en una de sus primeras vacunas consiguiendo así que durmiera bien toda la noche. Pero yo soy anti-medicinas y si no veo motivos reales (es decir, que no sean solo suposiciones) no administraré un medicamento a mi hija. Pues menos mal que me negué a darle nada de eso durante todo este tiempo, porque de haberlo hecho habríamos estado medicándola de más, y claro está que eso sí que no es nada bueno, tanto porque le estás metiendo al cuerpo un producto químico que no necesita en ese momento, como por el mero hecho que todos conocemos, que si se acostumbra el cuerpo, luego, cuando lo necesite de verdad, no tendrá el mismo efecto.

No mediquéis a los bebés si no es extrictamente necesario

Y vosotr@s, ¿Detectásteis que le iban a salir los dientes a vuestros bebés? ¿A qué edad les salió el primer diente?

Editado: Imágenes de cómo fue evolucionando el diente
Tres días después
Una semana después


También te puede interesar:

jueves, 5 de octubre de 2017

Mes 5. Ecografía conformacional

El feto golpea a veces tan fuerte que me hace daño, así que parece ser que está sano. De todas formas me siento algo nerviosa porque esta semana tenemos la ecografía conformacional, la más importante del embarazo en la que se miran todo los órganos del feto y la última oportunidad para decidir abortar si algo va mal.



Semana 22:

ECOGRAFÍA CONFORMACIONAL (21+6)

Es ya la cuarta ecografía que me hacen y tengo muchas ganas de ver al feto moverse. dicen que a estas alturas ya no se le ve el cuerpo entero, pero que casi es más bonito porque se le ve la cara mejor. También me han dicho que al ser la ecografía más importante de todo el embarazo estaré mucho rato viendo al bebé en el monitor. 
Pues bien, ha llegado el día y nada ha sido así. El ginecólogo ha mirado todo y lo ha medido pero a carrerilla. Creo que no he estado ni 5 minutos al ecógrafo. Eso sí, ha habido un momento sublime en el que enfocó a su cbecita y pudimos ver cómo abría y cerraba la boca sacando la lengua, jajaja, pero el ginecólogo se ha dado prisa en estropearnos el momento, porque rápidamente ha agitado el ecógrafo para que cerrara la boca y poder medir lo que fuera.
El sexo queda ya más qu eocnfirmado, es una niña. Según las medidas de cabeza, contorno de abdomen y de fémur se estima que pesa unos 500g. Yo estoy de 21+6 pero el feto es del tamaño de uno de 22+1, así que está en su peso ideal.

Todo parece ir viento en popa. El feto está muy sano. Lo siguiente ya son analíticas, vacuna y la prueba del azúcar.

Síntomas: La rosácea gestacional sigue sin aparecer. No me quiero relajar y pensar que he terminado con ella, pero el ginecólogo me dijo que me duraría todo el embarazo, y sin embargo comienzo a tener la piel muy bien.

También te puede interesar:

Mes 5. Primeras compras para el bebé. Anuncio en RRSS

Ya estamos eligiendo el nombre para nuestro futuro bebé. Noto cómo se mueve cada día, unas veces poniendo la mano y otras veces sin hacerlo, así que está muy fuerte. Pero entonces comienzo a sufrir ese miedo a no sentirlo algún día. A veces me pregunto cuándo disfrutaré del embarazo y si todas las futuras mamás se preocupan como yo de "tonterías".


Semanas  19, 20 y 21


Compras para el bebé: Aunque todo apunta a que es una niña, hemos comenzado a comprarle cositas básicas pero de colores neutros que no sean rosas. De hecho, aunque sea niña mantendremos este estilo para ella, porque nos parece que lo rosa es demasiado cursi y poco divertido. Aunque tampoco significa que la vayamos a vestir desde tan pequeña como un payaso, lleno de colorines. Queremos que al principio vista com un bebé y no como algunos que parecen que los disfrazan de niños pequeños, o incluso de mayores... Nosotros creemos que para cada edad hay varios estilos, pero la ropa de bebé no es igual que la de mayor. Por ejemplo, no le vamos a poner unos vaqueros a nuestro bebé hasta más adelante, porque ya habrá tiempo de ponerle ropa así. O comprarle las típicas zapatillas de deporte en miniatura, para qué? Es un calzado incomodísimo. Lo mejor, cuando son tan pequeños, creo yo, es que no lleven calzado. En invierno van con leotardos dentro del saco del cochecito, y en verano descalzos, con los dedillos al aire.

Pues bien, hemos comprado bodys para recién nacido con sus polainas y gorritos a juego para el hospital y otros bodys para 1 mes, 3 y 6 meses. Un par de conjuntos de ropa sencillitos. Manoplas para el hospital y algún gorritio más. Pijamas, muselinas y un saco de dormir de esos en los que el bebé saca las manitas pero tiene todo el cuerpo envuelto, para no tener que usar mantas ni nada por el estilo en la cuna.

Por otra parte nos han regalado más bodys, algún vestidito de 3 meses, leotardos y sábanas para la cuna, que usaremos cuando sea ya más mayor, pues tenemos la intención de comprar una cuna de las que se abren por un lado para que pueda dormir al menos hasta los 3 o 4 años.

Lo que toca ahora es ponerse manos a la obra para lavarlo todo, quitar las etiquetas (al menos de los bodys, porque si a nosotros nos molestan, más todavía han de molestar a un bebé que tiene la piel mucho más sensible), y clasificarlo todo para ir organizando su llegada.

Anuncio en Redes Sociales: En la semana 19, y comentándolo previamente con mi chico, decidí anunciar mi embarazo por Facebook. Hubo muchas felicitaciones, cómo no! Pero sobre todo porque en nuestro entorno están naciendo  muchos bebés y habiendo muchos embarazos contínuamente. No sé si la gente pensará que lo hemos buscado in vitro o algo así, lo digo por mi edad, pero me da igual. Nosotros sabemos que lo hemos buscado de forma natural y que si no llegaba hubiéramos ido a reproducción asistida, probablemente, pero al final ha llegado justo en el mejor momento de nuestra vida. Claro que ahora, al anunciarlo públicamente ya comenzamos a oir los típicos comentarios buenos y malos, consejos a padres primerizos, la típica recomendación de abuela, y van saliendo poco a poco los prejuicios de cada conocido a la hora de hablar de la crianza de un bebé y de su educación...¡Qué locura! Y casi siempre, sea en buen plan o no en tan bueno, la frase comienza con el "ya verás ahora..." Así que a veces nos apetece decir "tierra trágame" por las cosas que nos cuentan y otras en cambio hacen que nos ilusionemos más con la espera. Y no falta el conocido o conocida con la que no tienes tanta confianza y hace mil años que no ves que te suelta por facebook: "¿y cómo vais a llamarlo?" A ver, aún lo estamos pensando, pero aunque lo tuviéramos decidido no te lo voy a soltar así como así por Internet. Esas cosas, y otras, forman parte de una cierta intimidad que muestras al mundo solo si quieres, y a la gente que tienes cerca. Por favor... que no he llegado ni a la mitad del embarazo... Que queda muuuucho camino!

Síntomas: Me salen muchos moratones, que no sé ni cómo me los hago.
Me agoto fácilmente.
Ya en el ecuador del embarazo noto los movimientos del feto como golpes aislados cerca del ombligo.
Tengo mucha sequedad nasal. Tanto que he de dormir con el humificador en la mesita o si no me despierto por la noche sin poder respirar. Es exagerado.


También te puede interesar:

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Mes 5. Confirmamos sexo de bebé. Herpes labial.

Entro en el quinto mes con un poco más de barriguita, la suficiente para que ya se note que es de embarazo. Eso sí, sigo sin tener esa "luz" que dicen tener las embarazadas, pues ahora me ha salido un herpes en la boca, vamos, la típica calentura en forma de ampolla.


Semana 18

TERCERA ECOGRAFÍA (17+4)

Nos ha asegurado que será una niña. No obstante la confirmación definitiva será en la próxima ecografía que estaré  de casi 19 semanas, ya que tampoco ha puesto mucho de su parte para dejarse ver bien. Se ponía de lado y se giraba de espaldas. Según las medidas de la caeza es como si estuviera de 18+4, vamos, un feto bastante más grande a lo que corresponde con el tiempo de embarazo del que estoy. Solo epsero que esto no sea un indicador malo.
El corazón sigue latiendo a tope. Lo cierto es que se trataba de una visita muy rutinaria y rápida y la ecografía más importante será la siguiente que me hagan, la conformacional, que en teoría dura bastante tiempo y es en la que se miran los órganos del feto más detenidamente.

Herpes labial: Normalmente me sale un herpes en el labio cuando tengo fiebre. Yo no me he notado nada extraña estos días, pero el herpes me ha salido igual. He leído que no se deben usar los medicamentos que hay para estas cosas durante el embarazo, pero lo he consultado con el ginecólogo y me ha dicho que puedo usar ACICLOVIR en pomada (en comprimido está totalmente desaconsejado) si solo echo una pequeña cantidad justo donde el herpes, que lo que se va a absorber por la piel es mínimo y no llega al feto, y yo en cambio puedo sentirme mejor y dejar de tener los picores característicos en la boca. No obstante prefiero evitarlo, así que intentaré mantener la zona bien seca para que se cure cuanto antes.


Paso de usar los parches esos que se adhieren al labio, nunca me han gustado, porque se me despega siempre la parte que está más interna y me va rozando el plastiquito. Además nunca he visto que estos parches me ayudaran a curar el herpes más rápido. Se supone que la zona debe estar seca, y el dichoso plástico lo que consigue es que se me mantenga mucho más tiempo húmeda toda la ampolla. Siempre intento ponerme uno, y en un par de horas ya me lo estoy quitando por lo incómodo que es.

Síntomas: sigo notando de vez en cuando algún golpe debido a los movimientos del feto, incluso en un momento dado mi chico ha podido notar los golpes poniendo su mano sobre mi abdomen.
Ha habido un día que se me han hinchado los pies, y eso que iba con chanclas. 
Comienza a aparecer la línea alba, que es esa marca oscura que recorre la barriga de la embarazada desde el ombligo hasta el pubis, y es debido a las hormonas.
He vuelto a tener un día dolores de regla.

También te puede interesar: